portada2.jpg

Trabajo Social UC: 90 años de transformación, desarrollo y vocación pública

En 1929 se abrió la entonces llamada Escuela de Servicio Social, de la mano de dos mujeres: las hermanas Rebeca y Adriana Izquierdo. Esta disciplina UC, pionera en Latinoamérica, hoy está en proceso de cambio curricular, cuenta con toda su planta académica doctorada y recibió con la máxima acreditación.
 
 
Es una de las disciplinas más antiguas de la UC. La primera escuela de Trabajo Social de Latinoamérica, que logró entregar el título de asistente social –en ese entonces-, se llamaba Escuela de Servicio Social. Hoy, cumple 90 años y buscan consolidarse como una disciplina que contribuya a los problemas cotidianos de la ciudadanía que más necesita apoyo y orientación, y formar a sujetos éticos capaces de oír al otro y ver a las personas detrás de las políticas públicas. 

Trabajo Social UC antes“La Escuela de Trabajo Social ha ido avanzando a un ritmo propio de la disciplina. Todas las decisiones que hemos tomado como Escuela están vinculadas a problemas públicos y sus soluciones, eso es parte de nuestro sello”, apuntó la directora, Carolina Muñoz, quien además recalca que uno de los principales desafíos ha sido contar con una planta académica 100% doctorada, algo inédito en la región.

Sobre el sello ético que pretende alcanzar la nueva malla, la investigadora de la escuela, Paola Marchant explicó que irá más allá de cursos particulares, y que se han impulsado encuentros de estudiantes y académicos para reflexionar al respecto. “Hay que considerar que las políticas públicas y sociales muchas veces se hacen solo desde los expertos y queremos volver a tener en cuenta a las personas. Ponerlas en el centro. Poder mirarlos y trabajar por ellos”.

Hoy además, la escuela está abocada a destacar en el área de investigación. No es casualidad que en 2015 fueran artífices de la primera red de investigadores de trabajo social en Latinoamérica (Redinvestigaciontrabajosocial.cl). En ese momento, los docentes de esta unidad se reunieron con la académica de la Universidad KwaZulu Natal, África, Vishantie Sewpaul, a establecer la misión de la carrera. Juntos, abordaron una visión que hoy está vigente en todo el mundo: “El Trabajo Social debe facilitar el cambio social, el desarrollo, la cohesión y el empoderamiento de las personas”. 

Actualmente, la escuela de Trabajo Social cuenta con la máxima acreditación de 7 años, hasta 2021, entre las nuevas áreas que buscan explorar, una central es la clínica. Entre los cambios que están introduciendo este año también se contempla profundizar ámbitos socio jurídicos, diversidad sexual, discapacidad, vejez, sustentabilidad, responsabilidad social empresarial y convivencia escolar.
 
Mujeres protagonistas
 
Trabajo Social UC ahoraLas protagonistas del hito académico que significó la apertura de la escuela en 1929, fueron las hermanas Rebeca y Adriana Izquierdo, dos mujeres que abrieron paso a esta área en Chile y que, con los años, se transformaron en referente para la creación de escuelas de Uruguay, Colombia, Venezuela, Perú y Ecuador.

En la Revista de Trabajo Social de 1977 se pueden leer los discursos sobre un homenaje a las hermanas Izquierdo. Ahí se narra que el filántropo de esta causa académica y social fue un diplomático llamado Miguel Cruchaga, quien en memoria de su esposa, Elvira Matte, decidió financiar la apertura de esta carrera, primero como una fundación anexada a la Universidad Católica. En esa época el título que se entregaba correspondía a asistente social.

En esa publicación se caracterizaba la impronta de las hermanas. Se destacaba su vocación de servicio y su forma de entender la “caridad” no como “mera filantropía”, sino como un compromiso con quienes más necesitaban resguardar su dignidad. Se reconocía así, que ya en ese tiempo la Escuela velaba por promover el "cristianismo, junto al conocimiento científico y práctico traído desde Europa”.

Fueron 32 años a cargo de las Izquierdo –tituladas en la primera generación como asistentes sociales-, quienes sembraron la ruta que ha tomado hoy la disciplina, orientada a fortalecer y empoderar a las personas, servir al país y aportar en las políticas públicas, entre múltiples labores y cruces. Las hermanas impulsaron la interdisciplina desde un comienzo: llegaron a abrir una escuela Montessori basada en los principios que instalaron en la UC. 

Entre los múltiples hitos que conforman una trayectoria que abarca casi un siglo, uno de los más relevantes ocurrió en 1992 cuando se instaló la Licenciatura en Trabajo Social, hoy con sede en campus San Joaquín, al alero d ela Facultad de Ciencias Sociales. También destaca, en los albores del siglo XXI, la creación del magister en el área. Un área que ha luchado por su independencia como área autónoma de investigación.

Por: Visión UC