portada3.jpg

Historia

Nuestra Escuela fue fundada el 17 de septiembre de 1929 y es la más antigua de Latinoamérica, con una trayectoria de más de noventa años. En un comienzo, fue creada como fundación anexa a la Universidad y organizada por las hermanas Rebeca y Adriana Izquierdo. La Escuela fue incorporada a la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad en 1952. Posteriormente, en 1965, recibió el nombre de Escuela de Trabajo Social y en 1970 se divulgó el primer número de la Revista de Trabajo Social, que se publica periódicamente hasta el día de hoy.

historia

Desde su fundación ha tenido una inclaudicable vocación pública, articulando la excelencia académica con valores éticos de dignidad y promoción de los derechos de la persona. En su recorrido de casi un siglo, ha sido heredera de grandes vocaciones sociales, la realización de uno de los primeros diagnósticos de la protección social en Chile en 1932, la valoración de las enseñanzas de la Doctrina Social de la Iglesia y, en especial, de la perspectiva de San Alberto Hurtado, quien fue durante años un impulsor de proyectos sociales junto a las directoras de la época.

A partir de 1992, nuestra Escuela imparte un currículum conducente al grado de Licenciatura en Trabajo Social y desde 2003, dicta el programa de Magister en Trabajo Social que se imparte hasta la actualidad. También existe una preocupación sostenida en la Escuela por contribuir a la formación de sus egresados y otros profesionales a través de diferentes Diplomados de Educación Continua, lo cual amplía y actualiza constantemente la oferta de formación.

La carrera Trabajo Social, impartida en la ciudad de Santiago, campus San Joaquin, de manera diurna y presencial, se encuentra acreditada por siete años (periodo máximo de acreditación), hasta noviembre de 2021, por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA). 

logo acreditacion

Actualmente, la Escuela está celebrando los 90 años de existencia, período en el cual ha logrado consolidarse como un centro de formación académico de primer nivel en el país. Trabajando constantemente para mantener la calidad de nuestra enseñanza y que nuestros alumnos -y ex alumnos- puedan seguir perfeccionandose con nosotros para así, poder contribuir al país con profesionales capacitados para enfrentar las necesidades y cambios que está teniendo nuestra sociedad.

La misión de la Universidad nos desafía a colocar los contenidos de la docencia al servicio de los aprendizajes de nuestros estudiantes en el logro de la excelencia académica, y poner esta producción de conocimientos al servicio de la agenda social del país.